¿Por qué es mejor contar con dos fotográfos en tu boda?

Jun 28, 2017 | Fotografía, Recomendaciones

por Sara Pista  

Una de las grandes ventajas que tenemos Julio y yo como fotógrafos de boda no es tanto que seamos dos, sino que nos llevamos bien. Algo tiene que ver que seamos padre e hija, desde luego, pero mucho más que compartimos una pasión y una manera de ver la fotografía de boda .

Por eso, cuando enumeramos las ventajas de contar con dos fotógrafos en una boda, lo primero que resaltamos es: vas a contar no con una, sino con dos personas que disfrutan con su trabajo. Además, dos fotógrafos también ofrecen una serie de oportunidades tanto creativas como prácticas.

Preparándose.

con nuestro novio Carlos.

En ese mismo instante…

su esposa, Tamara, también estaba preparándose. Ser dos nos permite fotografiar estos momentos que suceden de manera simultánea.

Razones creativas

Aportamos visiones y perspectivas diferentes. Cada uno centra su trabajo en áreas distintas. Uno puede seguir a los novios, por ejemplo, mientras otro atiende a la familia y amigos.

Tendremos la oportunidad de cubrir la boda de una manera más tranquila para todos: para los novios y para nosotros. Eso se nota, por ejemplo, antes de la ceremonia, donde vamos por separado a casa de los novios y disponemos de más tiempo para hacer nuestro trabajo. Y más tiempo es más calidad, siempre.

Una pareja de fotógrafos aumenta la variedad de un reportaje: estaremos siempre al tanto de esas fotos imprescindibles y también aportaremos un lado más artístico, para que ningún detalle se escape.

Dos puntos de vista de un mismo momento. Dos preciosas imágenes para recordar.

Razones prácticas

Conseguiremos más fotos. Por supuesto, en una boda no se trata de estar con el disparador como si fuera un gatillo, pero dos fotógrafos aportan más instantáneas, eso es así. Y disponer de más fotos mejora la selección posterior.

El segundo fotógrafo también puede servir de asistente en un determinado momento, por ejemplo para iluminar una escena con reflector, sabiendo cómo manejarlo y dónde colocarlo.

La logística mejora: los traslados son más fáciles, por un lado, y contamos con doble material (cámaras, objetivos, tarjetas de memoria), lo que reduce los problemas técnicos que pudiera haber.

Y en el caso de cualquier imprevisto con alguno de nosotros (una repentina indisposición, una enfermedad, o algún accidente), el trabajo no perderá pasión, calidad y compromiso aunque lo haga uno solo y los novios se aseguran su reportaje.

Desde luego, un solo fotógrafo puede cubrir una boda de manera excepcional, pero un tándem como el nuestro es una ventaja más, ¿por qué no añadirla a vuestro gran día?

0 comentarios

© Mi Malandrina 2017  { Fotografiamos historias de amor para hacerte sonreír }

+34684101815 - info@mimalandrina.com | +info