Conoce a tu Fotógrafo

Ene 17, 2017 | Recomendaciones

por Sara Pista 

Hoy quiero preguntaros sobre algo que vengo pensando desde hace algún tiempo: ¿Conocéis a vuestro fotógrafo?

Hace unas semanas paseaba con unos amigos por los Jardines de Sabatini en Madrid y me fijé en una pareja muy guapa y muy arreglada. ­«Estos van a hacerse una sesión pre boda seguro», pensé. Justo en ese momento vi un fotógrafo acercándose.  ­–Hola, yo soy José Luis, soy quién os va a hacer las fotos de hoy –dijo el fotógrafo. –Hola, nosotros somos Pepito y Pepita ­–no recuerdo ahora mismo sus nombres. El caso es que me dejó atónita. ¡No conocían a su fotógrafo!

Por favor, novios del mundo… ¡Conoced a vuestro fotógrafo con tiempo! Lo repetiré cuantas veces haga falta. Por suerte, hoy en día hay gran cantidad de fotógrafos maravillosos, muchos de ellos con estilos similares entre sí. Sin embargo, cada fotógrafo también es persona, y cada persona es un mundo. No es casualidad que una pareja no encaje del todo con la personalidad de su fotógrafo, y eso, amigos míos, se nota en el trabajo final. 

Julio y Sara, además de compañeros de aventuras también somos padre e hija.

Conócenos aquí.

Nuestra norma número uno es siempre conocer a nuestros “novios” (así es como nos gusta llamar a las parejas con las que trabajamos). Lo primero que hacemos cuando alguien nos contacta es animarles a conocernos en persona, o si no es posible por temas geográficos, les animamos a charlar un rato por Skype. Una primera entrevista con el/los fotógrafos va a ser crucial a la hora de decidir qué persona (y quiero enfatizar esta última palabra) será la que fotografíe vuestra boda.

Una vez que hayáis tenido esta entrevista, pensad por un momento si tenéis algo en común con ellos, si compartís gustos y aficiones, si la conversación ha fluido… en definitiva, si hay “feeling” entre vosotros. Y por qué no decirlo: si os han caído bien.

En definitiva, por mucho que os guste su trabajo, pensad que va a ser alguien que os va a acompañar durante todo el día, y presenciará algunos de los momentos más íntimos. Conocerá a vuestra familia y amigos… Prácticamente será uno más entre vuestros invitados.

Haceros esta pregunta, ¿estoy a gusto teniendo a esta persona alrededor? La idea no es que os convirtáis en mejores amigos (¡se han dado casos!), pero que por lo menos haya un mínimo de complicidad. Vosotros como consecuencia os sentiréis más tranquilos, más relajados, y finalmente eso se verá reflejado en las fotos.

¡Creedme!, el aspecto humano del fotógrafo es súper importante a la hora de elegir la persona indicada.  

¿Quieres recibir las últimas noticias de Mi Malandrina? Suscríbete a nuestra Newsletter